Hornopiren/La Ciudad


Hornopiren, Carretera Austral.
El Pueblo.

 

Hornopiren que significa “Volcán Nevado”, es un hermoso pueblo de + -  4.500 habitantes, cabecera de la comuna de Hualaihué, colindante al Parque Nacional Hornopirén, ubicado al pié del volcán homonimo de 1.572 m. de altura, distante a 109 kilómetros al sur de Puerto Montt, es considerado "la puerta norte de la Carretera Austral.

 

Desde  Puerto Montt, luego de recorrer los primeros 100 kms. de la Carretera Austral en direccion sur (ruta 7), a mitad de camino, hay que cruzar en transbordador (desde La Arena a Puelche) en el estuario de Reloncaví, un recorrido de aproximadamente 4 horas, que incluye una navegación de 30 minutos.

 

Desde Hornopiren arrriban y zarpan todo el año transbordadores hasta Caleta Leptepu, y de aqui por la Carretera Austral hasta Chaitén en auto o en bus. La travesia en barcaza hasta Caleta Leptepu dura tres horas y media de navegación.

 

Las principales actividades económicas de la localidad son  el turismo, los servicios,  y la piscicultura con el cultivo de especies marinas, y  entre las principales se destacan los salmonidos.

 

En Hornopirén hay bancos, cajeros automáticos, farmacias, financieras, y hospital con atención básica de salud pública, tenencia de Carabineros, vulcanizaciones y bomba bencinera. Cuenta con pequeños hoteles, hospedajes, cabañas, residenciales, lugares para acampar, además de varios restaurantes-cocinerias, cafeterías y tiendas ubicados en pleno centro del pueblo.

 

Poco antes de arribar a Hornopirén se encuentran las famosas Termas de Pichicolo, las que, que se han convirtido en gran atractivo turístico. 

Para ir a las Termas de Llancahue , en la isla del mismo nombre, se accede en botes,  un poco más lejanas, las termas de Cahuelmó, ideal para realizar paseos en botes de pescadores locales por el día e internarse en los fiordos australes.

Desde Hornopirén, por el sector de Chaqueihua, es posible acceder al Parque Nacional Hornopirén, admirar las bellas aguas del Río Blanco y Negro y disfrutar del Lago General Pinto Concha y toda la majestuosidad del Volcán Hornopirén, cuya altura máxima es de 1572 metros,  a través de tupidos senderos de bosque nativo y al Lago Cabrera, con sus  bellos y serpenteantes caminos. 

 

Visitar las “Cascadas de Doña Tato”, cuyas aguas caen estrepitosamente desde una altura de unos tres metros. El camino a Cholgo también se constituye en una buena alternativa a la hora de buscar hermosos paisajes.

 

El parque es notable por sus impresionantes y impresionantes bosques de alerce, que son dignos de destacar por su longevidad. La especie es el segundo ser vivo más antiguo del mundo y puede vivir hasta 3620 años, por lo que los habitantes originales de la zona (mapuches) los llamaron Lahuan, es decir, abuelo en su idioma.

 

La Patagonia es bien conocida por los amantes de la pesca. Las condiciones geográficas y climáticas de la región han dotado a las especies de peces de un entorno perfecto para reproducirse y florecer. Las aguas prístinas de los ríos Huinay Cholgos, Quintupeu, Cisnes, Vodudahue, Cuchildeo, Río Negro y Río Blanco son un sueño de pescadores, lleno de peces y libre de contaminación.

 

El río Río Blanco es conocido por sus aguas cristalinas y su vegetación frondosa y hermosa, por lo que es una oportunidad tentadora y emocionante para el kayak y rafting en sus rápidos.

 

Hornopiren es también punto de partida fundamental para visitar el bello fiordo Quintupeu, en donde se conjugan la belleza paisajística y la historia, toda vez que el averiado barco alemán Dresden el que se ocultó en él en 1915,en plena 1ra. Guerra Mundial huyendo de las fuerzas militares inglesas, aprovechando la estrecha entrada al fiordo y su tupida vegetación rodeada de acantilados que llegan a tener 600 metros de alto.

Ingresar al Sistema

No tenés cuenta? ¡Registrate! Olvidé mi contraseña